DECISIONES

 

Imagen

No me gusta ofrecer soluciones mágicas a las dificultades, porque si lo hiciese estaría ofreciendo la falsa imagen de que un psicólogo tiene la respuesta a todas las preguntas, lo cual además de un error sería un engaño, ya que resulta obvio que los psicólogos nos equivocamos tanto, o más, que los fontaneros, los arquitectos o los taxistas.

Lo que sí me parece más sencillo es convertirme en correa de transmisión de algunas ideas sencillas, que le han ayudado a algunas personas en algunas situaciones. Esto, obviamente, no significa que sirva para todas las personas en todas las situaciones, pero quizás, a ti, que te acercas a estas líneas, te pueda servir en algún momento.

Una idea que me enseñó una persona que se encontraba con dificultades en un momento de su vida, y que tenía que tomar una decisión importante, es que para llegar a escoger una opción definitiva tenía que esperar, me ilustró esa espera con la imagen de una de esas esferas que suelen tener una ciudad en miniatura en su interior, y que si agitamos se convierte en una estampa navideña con bolas de nieve cayendo, hay un momento en el que no se ve nada, pero si se deja reposar un momento se llega a ver ese fragmento de ciudad nevado que trata de representar. En la vida, como en estas bolas de nieve, quizás pueda ser de ayuda en un momento determinado dejar pasar un tiempo para ver la realidad con mayor nitidez.

Otra idea que me ha resultado interesante es la de actuar para conocer, es decir, en ocasiones sucede que nos bloqueamos al tener que tomar una decisión, y nos sentamos a pensar en los pros y los contras, aplazando la toma de decisión con la falsa expectativa de que podemos controlarlo todo y de que sí lo pensamos detenidamente lograremos llegar a una conclusión definitiva. Este ejercicio puede resultar provechoso en la mayoría de los casos, pero en ocasiones, no es más que una excusa que nos ponemos para dilatar en el tiempo la toma de una decisión importante. Para salir de este callejón sin salida, en ocasiones ha funcionado actuar para conocer, es decir, dar pasos adelante, no quedarse quieto, con la finalidad de desbloquear la situación y de contar con más elementos de valor que puedan ayudar a decidir.

Y quizás la idea principal a la hora de tomar una decisión es que una vez tomada, no tiene demasiado sentido volver atrás y cuestionarse qué sería diferente si en lugar de tomar un camino se hubiese tomado el contrario. Este tipo de planteamientos no suelen ser efectivos y si cabe, al tomar una decisión errónea, el camino más coherente sería tomar buena nota para no volver a repetir el mismo error en el futuro.

Anuncios

Acerca de Proceso Psicología

Director de Proceso Psicología
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s